Nuevo skyline en Narahío

nova casetaEste pasado fin de semana un esforzado grupo de miembros de nuestro grupo, formado por varios scouters, un par de padres (Oliver y Suso) e incluso algún lobato (Hugo), se pusieron manos a la obra para construir una nueva edificación en Narahío: Una estupenda caseta de madera de 16 metros cuadrados que albergará la cocina. Fue un trabajo intenso de montaje en el tuvieron que aprovechar bien las horas de luz del fin de semana para montar el suelo, paredes, tejado, armado de puertas y ventana, darle la imprimación y el barniz.

construyendo la casetaComo buenos scouts fueron animosos ante las simpáticas dificultades que no lograron impedir la exitosa finalización de las labores constructivas. Así, cuando la pistola de barniz decidió ponerse en huelga a los 5 minutos de comenzar hubo que dar paso a un entregado trabajo de brocha gorda; que las puertas no encajaran sirvió para que el ingenio y paciencia constructiva se abriera paso hasta lograr un perfecto acople; las tablas torcidas recibieron un merecido correctivo a base de doble ración de puntas y tornillos para que ocuparan el lugar que les correspondía; etc. El calor sofocante y un justiciero e implacable sol constituyó otro enemigo que debieron vencer nuestros fieros trabajadores y trabajadoras con pintorescas gorras, litros y litros de agua fresca y alguna que otra bebida carbonatada y toneladas de crema solar de alta graduación. No hay que olvidar que un buen desafío scout no lo es tal sino hay problemas que superar así que todos estos obstáculos solo sirvieron para hacer mayor la dicha de finalizar las labores con la satisfacción del trabajo bien hecho. Ahora solo quedan algunos “pequeños detalles” como ponerle unas escaleras y asegurar la cimentación.

preparando foso de líquidosEl fin de semana, segundo dedicado al montaje, aunque estuvo capitalizado por los trabajos en esta nueva y magnífica caseta dio también para poner la instalación a punto para el campamento en otras muchas más cosas. Por ejemplo se cavó el hoyo de líquidos, se montó el pabellón, se arreglaron mesas, se despejó la vegetación de la zona de la portada y la fosa séptica, se trajo y ordenó nueva madera para las construcciones, se arregló el alicatado de la zona de duchas, se le dio mantenimiento y limpiado interior a todos los elementos de grifería, cisternas y duchas. En definitiva ¡Ya todo listo para el campamento de verano!

resultado final

1 comentario

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *