Rangers del Stoas acogen a nuestra Tropa en A Regueira

hércules y scotasNuestras hermanas y hermanos scouts del Grupo Stoas (MSC), que estuvieron este pasado verano desarrollando su campamento estival en nuestras instalaciones de Narahío, nos han acogido a nosotros esta vez en A Regeira, donde tienen acceso a unas instalaciones rodeadas por un fabuloso paisaje agrario. De este modo la Tropa de nuestro grupo y su equivalente en nuestro grupo anfitrión, los Rangers, compartieron un fin de semana de campamento donde la diversión y el compañerismo que emana nuestra común pertenencia a la gran hermandad scout, fueron los auténticos protagonistas. En todos y todas ha quedado un sentimiento de amistad y el deseo de tener pronto otra oportunidad de reencuentro de las patrullas Mouchos y Linces, del Hércules , junto a las patrullas Guepardos, Halcones, Linces y Águilas, del Stoas.montaje de tiendasQuien algo quiere algo le cuesta, y así hubo que echar mano de la sabiduría popular para encontrar motivación y darse el gran madrugón que nuestros jóvenes troperillos debieron de darse para estar a las 7:30 en la estación de autobuses y poder subirse al transporte que los llevó hasta A Regueira (Oza dos Ríos). Al llegar, primero va la obligación antes que la devoción, así que después de las maniobras de descarga del material cada una de las patrullas tuvo que montar su tienda, con más o menos pericia. Como parece que nuestros tímidos scouts no aprovecharon el tiempo de viaje en bus para irse conociendo se realizaron un par de dinámicas de presentación. En el primera cada uno tenía que decir su nombre y una rima para luego repetir lo dicho por los anteriores. Estela (también conocida en la zona como “la reina vikinga“) era la última …. y sorprendentemente ¡recordó todas las rimas y nombres de las 23 personas presentes! Luego hicieron un “bingo” en el que tenían que encontrar a otras personas en las que coincidieran en su comida favorita, talla de zapato, mes de nacimiento etc. La primera en completarlo fue Sara, del Stoas, lo que mereció el aplauso y reconocimiento de todas y todos.

juegos de presentaciónSe hizo algún juego más y se pasó a presentar el álbum que tenían que completar a lo largo del campamento con las fotos de los y las acampados intercambiando las que les tocaban al principio, como si de cromos se tratase. Salió muy bien y nadie se quedó sin el suyo completo, y además el último día estuvieron recogiendo autógrafos y dedicándoselo. Tras esto, repusieron fuerzas a media mañana y emprendieron una pequeña ruta hasta el antiguo Sanatorio de Cesuras (apodado también “satanorio” debido o su lúgubre y misteriosa atmósfera). Les gustó mucho y estuvieron inspeccionando el edificio y alrededores. En estas labores de exploración a Carlos le pareció que una fuerza maligna trataba de engullirlo y arrastrarlo a un averno infernal … aunque lo cierto es que lo único que pasó es que nuestro intrépido guía de la Mouchos es un poco despistado y metió el pie en un agujero, lo que no tuvo más consecuencias que las de llevarse consigo un par de kilos de tierra en unas vistosas manchas en el pantalón. Aunque el lugar es del todo inhóspito tiene este toque tenebroso y mágico que tanto atrae a los adolescentes por lo que no pocos suplicaron una y otra vez el poder dormir allí, pero los scouters fueron inflexibles, al menos por el momento, y acallaron las voces con la llamada para la comida. Después de un rato de reposo y esparcimiento se pusieron en marcha nuevamente para volver a la zona de acampada.  Está claro que hay que ponerse mucho más en forma porque alguno caminaba casi arrastras colgado de algún monitor.
satanorio de cesurasAl llegar, bastante cansados, merendaron y se relajaron aprendiendo a hacer un pasador (wowo) al estilo típico del Stoas, que muchos ahora llevan en su pañoleta, y un “puño de mono” que les enseñaron a hacer los scouters del Hércules. Este, debido a su mayor dificultad, se les resistió a no pocos individuos, pero como el scout es perseverante algunos seguían trabajando en ello, armados de paciencia, aprovechando las horas libres hasta el final del campamento para acabarlo. Antes de cenar el grupo Stoas hizo su “oración”,  que consiste principalmente en un momento de reflexión con todo el grupo, que en este caso consistió en la lectura de un texto.
al pié de la letraPara cenar, tomaron un “delicioso” arroz tres delicias y recogimos todo para comenzar la actividad de la noche que no fue otra que el gran concurso con el sugerente nombre de Al pie de la letra 2013. Se conformaron 4 equipos combinando miembros de ambos grupos que tenían que pasar diferentes pruebas (completar la canción,  adivinar el estribillo, descubrir la palabra que faltaba, etc.). El concurso estaba conducido por Rafa, el scouter con mayor espíritu musical y danzarían que el mundo ha conocido jamás, y contaba con la colaboración de un jurado de tres miembros entre los que estaba Risto Mejide que había poseído el cuerpo de Erik, nuestro nuevo scouter de Tropa. La competición estuvo tremendamente igualada entre todos los equipos pero la suerte finalmente se decantó por Los Chochetes, integrado por Sara y Samuel del Stoas junto con nuestro Eiras y  la colaboración de Cynthia, superando a los demás conjuntos (GuntersSexsymbol explosivosOppan guay style). Llegado a este punto se hace necesario aclarar que tan artísticos nombres fueron puestos por las y los chavales sin participación de los scouters. Disfrutaron tanto de la actividad que esta “gala” se extendió un buen rato con lo que fueron para el saco ya algo tarde, lo que no evitó que estuvieran de cháchara hasta bien entrada la noche, aunque … ¿alguien dudaba de que fuera ser así?
jahiaYa por la mañana  y después  de desayunar, el acto comunitario estuvo a cargo del Hércules y que consistió en la lectura del texto del “pescador” y la danza del pollito. Luego el grupo Stoas nos enseñó varios juegos nuevos, como La Tumaca, el Jahía, el Catapunchisplum. Al llegar las doce los miembros do Stoas asistieron a misa mientras que los integrantes de nuestro grupo prefirieron ocupar ese tiempo con el ya mítico Buzz it! Las actividades de la mañana finalizaron con  un taller de expresión al estilo “los irrepetibles” con diferentes pruebas a través de las cuales lograron desprenderse de su timidez, aunque a algunos les costó un poco más. Se les hizo algo corto ya que a las dos tenían que comer y dejarlo todo limpio y recogido. Una vez hecho esto todos se dedicaron el álbum y cantaron la canción de despedida.

Una vez de vuelta en el local nuestras patrullas tendieron las tiendas nada más llegar porque si algo ha aprendido la Patrulla Mouchos después del campamento de Sada es que no se puede guardar la tienda mojada. Muchos de nuestros troperos y troperas han insistido en destacar cuanto les había gustado esta experiencia de compartir campamento con scouts del Stoas y tienen ya muchísimas ganas de repetir. Mientras el reencuentro no llega tienen, como es habitual, una galería de fotos de recuerdo.

grupillo de acampadosEl estar nuevamente en A Regueira, donde nuestra Tropa había ya celebrado el campamento de Semana Santa del año pasado, nos dio la oportunidad de comprobar la buena salud de la mayoría de los árboles que allí se plantaron como parte de nuestra celebración del centenario de la llegada del movimiento scout a nuestro país.
1 comentario

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *