La Esculta se hace una piña en Bergondo

La Esculta es una piñaParecen vagos, despistados, … y bueno, es que lo son! … pero pese a estas características mejorables han sido capaces de demostrar que cuando se lo proponen y están motivados pueden unir fuerzas eficazmente para sacar adelante sus proyectos. Y para muestra un botón, los pasados días 1 y 2 de Diciembre lo dejaron claro organizando todo un campamento de fin de semana que se ha saldado con un completo éxito pues fue todo un maratón de risas en un inmejorable ambiente de convivencia. Tras esta experiencia ya se conocen todos y todas un poco mejor, han alimentado su espíritu de equipo, revisaron problemas y asentaron las bases de un futuro prometedor ¡Esté será un gran año para Eengonyama!
Y la chimenea apagada al lado ... serán vagos!Nuestros expedicionarios llegaron a Cangas, en Bergondo, a media mañana y rápidamente tomaron posiciones en la casa que, tan amable como imprudentemente, les cedieron los abuelos de Diego y Pitu a este grupo de hormonas con patas que forma nuestra querida y alocada Esculta Eengonyama. Aunque este refugio es ideal para el verano, el frío y la humedad restan algo de confort esperado, así que la ropa de abrigo se resistió a abandonar los cuerpos de los visitantes, algunos de los cuales incluso tuvieron que echar mano de algunas mantas para superar las primeras horas, antes de que la casa se fuera calentando.

La actividad comenzó con la presentación del Juego del Zorro, a cargo de un Diego fiel a su tradición del mínimo esfuerzo y quen tan hábilmente como dribla a los rivales del Imperator se hizo con la organización de esta actividad, pues requiere poca preparación.  Se trata de un juego de astucia y osadía en el que el zorro (a sorteo) debe ocultar su identidad mientras intenta conseguir superar tres pruebas, que en este caso consistían en sustraer dos mochilas, ocultar tres pañuelos y endosar dos filetes crudos de pollo en la cara de otras tantas imprudentes y durmientes víctimas. Al menos munición no le faltaría … 4 kilos de filetes de pollo entre las provisiones que habían traído prometían ser un arsenal inagotable.

Partida de MunchkinAunque las miradas esquivas de sospecha que se cruzaban intentando detectar al misterioso zorro no parecían ser el mejor precedente, la mañana continuó con una dinámica de confianza preparada por Andrea, aunque desgraciadamente la siniestra sombra de los exámenes le impidieron asistir al campamento con sus compañeros y compañeras. Después ya tocaba trabajar un poquito de cara a su proyecto de este año y para ello debían de ponerse manos a la obra en la elaboración de llaveros y colgantes a base de hama beads, pero … (si … a estas alturas suele venir un pero), nuestros escultas reivindicaron su humanidad demostrando que somos de esa clase de animales que tropieza dos veces en la misma piedra, como ya hemos visto en capítulos anteriores de sus aventuras. En esta ocasión se frustró la cadena de montaje porque olvidaron el papelillo protector que hay que poner entre la plancha y los abalorios, … con lo que el resultado pues no ha sido precisamente el óptimo. En fin, … al menos en esta ocasión se trajeron la plancha! En próximas actualizaciones confirmaremos si “no hay dos sin tres” u ojalá “a la tercera va la vencida!” … ¡se admiten apuestas!.

Pero este pequeño bache no restó ánimos ni apetito a nuestros jóvenes y dieron buena cuenta de la comida que se habían traído de casa, tras lo cual tuvieron su momento de tiempo libre para probar suerte con el ping pong, juegos de mesa y una exploración de los distintos rincones de la casa y jardín … solo esperamos que sus actividades no hayan servido para bajar el valor de tasación del inmueble, que con estos … ¡nunca se sabe. A continuación os ofrecemos un vídeo donde se demuestra el dominio de Darío sobre Valentín al ping-pong e una de sus muchas partidas, algunas de las cuales fueron aún más … acaloradas.


El voraz apetito de estos cuerpos en pleno desarrollo es ya conocido, así que a nadie le extrañó que la siguiente actividad tuviera naturaleza culinaria, en esta ocasión de la mano de Josiño (también conocido últimamente como Fran) él cúal de un tiempo a esta parte se le ha dado por explorar sus dotes reposteras con lo que su propuesta se concretó en la preparación de unas bizcotazas de chocolate. Hemos de decir que aunque el resultado visual obtenido no era el esperado, al paladar (que no olvidemos que en estas cosases es lo más importante) resultaron ser deliciosas.

proceso de creación de bizcotazas, por JosiñoComo ya parecían una panda de jubilados con tanta actividad de baja intensidad Darío decidió dar un giro y les propuso un juego más activo y competitivo, con lo que se entabló un pequeño combate entre equipos armados con rudimentarios tirachinas creados base de globos y canutos el cual finalizó después de varias partidas e después de una estrepitosa, a la par que inocua, caída de culo del propio Darío, que generó tantas risas entre todos que les hizo imposible continuar. Y ya pronto se acercó la hora de la cena, … pero eso no quiere decir que la cena llegara, quizá fuera porque los cuatro kilos de pollo se hicieron fuertes en una esquina resistiéndose a ser cocinados y reducirlos les costó su tiempo. El caso es que la cena se materializó casi cerca de las 11 de la noche, unas dos horas después de lo previsto, lo que les costó escuchar muchas protestas de unos hambrientos scouters y algún que otro rugido de sus vacíos estómagos. Para acabar la noche, y ya con la barriga llena, tuvo lugar una necesaria asamblea en la que abordar los problemas desde los distintos puntos de vista y buscar las soluciones entre todas y todos.

Decir Salvado es decir ... competición!Después de una noche sin demasiados sobresaltos, amaneció … y con las primeras luces del día pudieron verse también  un par de rostros adornados con un filete de pollo , obra del zorro. El desayuno llegó con el retraso oficial que tienen todas las comidas de la Esculta, lo cual implicó también que la siguiente actividad, preparada por Pitu y consistente en un juego de rol, debiera abreviarse. Para continuar, un pequeño concurso ideado por la retorcida mente de Valentín que consistía en una serie de pruebas intelectuales y físicas algo desvergonzadas, muy de sus estilo, en el que resultaron claramente vencedores Elena, Diego y Darío . Luego llegó la comida, que lógicamente llevaba pollo y esta vez iba acompañado de pasta. Hay que reconocer que aún que el menú fue algo monótono, al menos no les sobró nada de la abundante remesa de carne aviar, pues se la comieron toda todita.

baile de la victoriaLamentablemente el retraso en las labores de limpieza y recogida impidió que hubiera tiempo para desarrollar la actividad que Elena y Susi habían preparado, algo que no les sentó precisamente bien y que al menos les servirá de reflexión para entender que eso mismo les pasa a otros cuando son ellas las que se retrasan en sus labores y responsabilidades. Aún así,  esta contrariedad no les impidió celebrar un baile de la victoria al proclamarse Elena como vencedora del Zorro, habiendo superado todas las difíciles y osadas pruebas. Y el campamento llegó a su fin con un indudable buen sabor de boca (… concretamente a pollo) para todos y todas.

Fue una estupenda experiencia que les ha hecho sentir más unidos, con ganas de más y mejor, la motivación renovada y más energía para sacar adelante el magnífico proyecto que se han propuesto para este año ¡Ánimo Esculta Eengonyama! Podéis ver un buen montón de fotos en el álbum correspondiente.

2 comentarios
  1. Xulio
    Xulio Dice:

    E quixera saber eu … quen de todos eses se levou a miña comida. Eu a tiña toda xeitosiña perto de min antes de que chegarades … e cando marcháchedes, … xa non estaba! Quero unha confesión, xa! XD

    Responder

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *