Eengonyama … ¡engulle!

El pasado 7 de enero la Esculta Eengonyama se reunió para realizar  una necesitada  y demandada asamblea. En ella se trataron temas como evaluación del año y cosas por el estilo.  La asamblea se realizó en el Parque de Santa Margarita. Aunque tardaron un poco en organizarse para comenzar la asamblea, les dio tiempo a tratar todos los puntos tratados.
Tras acabar la asamblea, la Esculta decidió irse de cena, todas y todos juntitos y sin malos rollos fueron hacia el asiático del Dolce Vita.  Tras pasarse un gran tiempo buscando el camino hacia el Dolce Vita dieron con el sitio. La mayoría de la Esculta se empachó. Hubo alguno que al acabar la cena se quitó el cinturón para poder seguir comiendo.

Tras este gran día se fueron casa uno a su casita.

El equipo web, para evitar una posible demanda por derechos de autor y en justo reconocimiento al mérito y valor, tanto artístico como literario, que esta breve reseña encierra, quiere dejar constancia de que la autoría de tan exquisita composición corresponde en su integridad a la Esculta Eengonyama

3 comentarios
  1. Ikki
    Ikki Dice:

    Simplemente…
    “la vergüenza del grupo” jajajaja desde que la mejor unidad del grupo (el clan) hizo esa maravillosa canción tendréis que cargar con la cruz jajajaja
    son la vergüenza del gruuuuupo (8)

    Responder

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *