Promesas cumplidas y promesas formuladas

La Tropa llevaba tiempo queriendo tener su noche de cine y después de mucho esperar ya ha conseguido materializarla este pasado viernes, algo que sus scouters les habiían prometido hace tiempo y que por fin cumplieron. Fue un intenso programa triple con Planta 4ª, Híncame el diente y Little Nicky. Esta última bastante graciosa, aunque si realmente queréis conocer los detalles, mejor no le pregunteis a Aaron o a Elías porque no llegaron a ver al final, pues el sueño les venció en mitad de la película. Ya después del séptimo arte, toda la Tropa se retiró al prestado cubil de la Manada para dormir todos y todas juntos, aunque antes encontraron tiempo para unos últimos cuchicheos o para usar el móvil de forma furtiva antes de echar el cierre a los párpados.

Si la noche acabó tarde, lógicamente la mañana del sábado no pudo empezar muy temprano. Aún así, hubo tiempo para echar algunas partiditas de ping-pong y también para momentos importantes y solemnes. Con los ojos aún medio cerrados y el estómago vació se fueron todos y todas para el Parque de Vioño para tomar parte en la siempre emocionante ceremonia de la promesa, en este caso protagonizada por una muy entusiasmada Leila. Como siempre es un momento bonito y para el recuerdo, incluso cuando se acaba con una mano enyesada por algún desafortunado percance ¿verdad, Leila? Y si no puedes preguntarle a Xiana, que acumula más heridas que un veterano de guerra, y que en estos días te dará con gusto la bienvenida al Club del Yeso.

5 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *