Nuestra Manada descubre nuevos deportes

 

Hacer deporte es muy pero que muy importante para poder crecer y estar fuertes y sanos, aunque también es muy útil para ayudarnos a hacer más amigos y amigas. Pero como no todo el deporte es fútbol, baloncesto o echar carreras, este pasado sábado nos propusimos divertirnos conociendo y practicando otros deportes que, aunque no son tan populares, son superinteresantes. En primer lugar, hicimos una breve introducción sobre los beneficios del deporte. Acto seguido, Akela tenía preparado un breve calentamiento que incluía algunas danzas con el fin de preparar nuestros músculos para la batería de actividades que vendría después.

El primer deporte que nos enseñaron los Viejos Lobos, en concreto Ikki, fue la esgrima (¡algunos de nosotros ni siquiera sabíamos que existía!) en la que demostró además ser un gran experto con ágiles y elegantes movimientos. Fue muy divertido e incluso celebramos un torneo muy disputado en el que destacaron Marcos, Claudia y la pequeña Aroa, tres nuevos niños que acaban de empezar a venir al grupo y que se estrenaron triunfando y haciéndose con los puestos de podium, … ¡menuda entrada más gloriosa!

Luego, Hermano Gris, un gran luchador de judo que vestía su magnifico traje blanco, nos enseñó las técnicas básicas de agarre y también algunas “llaves” muy simples, pero eficientes, de este deporte que nos llega desde los confines de oriente. Lo más importante que aprendimos es que el judo no consiste en hacer daño, ¡sino en paralizar a tu oponente!

Akela nos tenía preparada una coreografía muy chula con la canción de “It’s raining men”, pero no nos dio tiempo porque empezaron a llegar papis y mamis nuevos pidiendo información. Parece que poco a poco nuestra Manada se va llenando de nuevos lobatos y lobatas, ¡algo que nos da mucha alegría!. Por supuesto, al finalizar todos  y todas merendaron para recuperar fuerzas porque tan importante como el deporte es comer variado y bien para reponer la energía que gastamos.

Mientras todo esto ocurría, la Esculta se afanaba en organizar y preparar el campamento que tienen en unas pocas semanas y por su parte en Tropa reflexionaron sobre la importancia de conservar la naturaleza disfrutando de la divertida película “¿Para que sirve un oso?

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *